Ninguna empresa se mantiene reduciéndose PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 11 de Mayo de 2011 20:14

Juan Carlos Salas V. - Socio

Reingeniería y Reestructuración son términos utilizados para describir la reducción de una empresa, tán de moda en estos días, hay que tomar en consideración que durante los períodos de recesión siempre hay despidos, sin embargo, después de las últimas recesiones, las empresas grandes han contratado muy pocos empleados, esto, debido a que los despidos fueron causados por ejercicios de reingeniería más que por caída de la demanda.

Las empresas persiguen disminuir sus costos consolidando operaciones; vendiendo, eliminando o terciarizando unidades no críticas, usando menos activos o haciendo reingeniería de procesos, estas reducciones tienen un límite y no siempre son exitosas.

Los estudios indican que el 70% de las empresas que reducen su personal sufren caída de motivación en sus empleados, en un mundo en que el ingenio, el conocimiento y la creatividad son más importantes que el capital, los activos o el esfuerzo físico, no parece buena política tener personal desmotivado ni permitir que los mejores se vayan, los directivos también se ven afectados, tienen más stress y cansancio que sus pares de otras empresas, sufren lo que se conoce como el síndrome del sobreviviente, que es una combinación de culpabilidad y depresión, sin embargo, estos son los gerentes de los que depende la empresa para proveer liderazgo y soluciones creativas para asegurar su futuro.

Las empresas se achican porque es más fácil (y menos arriesgado) predecir los resultados de una reducción de costos que los de la introducción de innovaciones, el problema no está en como producir con menos costo los productos actuales, sino en diseñar nuevas innovaciones e introducirlas con éxito, esto es MÁS arriesgado y requiere más creatividad que cortar costos.

La reducción de costos ha permitido la supervivencia de muchas empresas que de otra forma hubieran desaparecido, pero sin duda condiciona negativamente la actuación de sus gerentes, éstos se concentran en mejorar lo que ya hacen y no en hacer cosas nuevas, sin embargo, el crecimiento en las utilidades siempre proviene de las innovaciones,  no siempre viéndose materializado con gerentes que buscan mostrar utilidades de corto plazo sino con aquellos dispuestos a visualizar y desarrollar un futuro distinto.

Los procesos de reingeniería no son malos cuando las empresas los utilizan para liberar recursos que aplican en otras actividades, no suceden los problemas mencionados, la diferencia estriba en que en éstas el énfasis está en hacer más cosas con la misma gente y no en conseguir las mismas cosas con menos gente.

 

El control de costos es imprescindible, ninguna empresa ineficiente puede competir en el largo plazo. La supervivencia siempre viene primero, pero, las empresas que concentran sus esfuerzos en el círculo adictivo de la reducción de costos, sin plantearse un futuro distinto con audacia y visión, nunca alcanzarán la prosperidad.

Última actualización el Martes, 17 de Mayo de 2011 21:00
 

Listado de Artículos